CINCO PASOS PARA CRECER EN GRATITUD

Por aquí muchas veces el otoño es sinónimo de gratitud. La mayoría de la gente relaciona esta época con dos cosas: las calabazas (hasta en la sopa) y el estar agradecido.

Les confieso que es una de las “nuevas tradiciones” favoritas, que ha llegado a esta etapa de mi vida para enriquecerla y para ayudarme a ver el mundo de una mejor manera.