MIEDOS Y SORPRESAS CON CUENTOS MUMABLUE

Este post viene como parte de una colaboración con  Cuentos Mumablue. Sin embargo, todas las opiniones son mias. Esta es una historia real NO le sucedió al amigo de un amigo 😉

Aquellos que nos acompañan por Instagram quizás recuerden que hace poco les compartí acerca de la fobia que le tenía Santi a la ahora del baño. Si no saben de que estoy hablando, pues les cuento:

Fobia es la palabra perfecta. Para mi pequeño el contacto con el agua representaba mas que un simple miedo. No sé exactamente cuando cambió; creo que fue alrededor de los ocho meses y se intensificó cada vez más después del año (lloraba mas duro y gritaba mas fuerte).

El DESPUES (Y LA ÑAPA)

Queridos amigos,

quería comenzar pidiendo perdón por estar “mas perdida quel hijo e’ Lindbergh (léase Limberrr) pero esa historia me da mucha tristeza así que dejé de decir eso hace tiempo. He aquí ‘el despues’ que viene del post anterior…

Mis disculpas por tan larga ausencia. Me mandan por privado las cuentas de los psicólogos por tanto daño emocional que les he causado. Y prometo no hacerlo mas… hasta que me vaya de vacaciones otra vez.

La última vez que estuve por aquí les conté que este mes sería de aventuras y paseos y aunque no tenía ninguna intención de abandonarlos, se me escaparon los días de las manos y no ha sido si no hasta que he regresado a casa que me reencontré con el libro abierto de recuerdos lleno de polvo.

Quería contarles un poquito acerca de como nos fue y acerca de el “después” de la primera separación entre el #TiquiTiago y yo.

La primera parte de este cuento va hasta tres semanas atrás cuando tuve el privilegio de ir a una conferencia de influencers digitales llamada We All Grow Latina. Esto es algo que está totalmente fuera de la normalidad para mi y hasta fuera de mi zona de comfort. Yo estoy mucho mas de el lado de los introvertidos y los grupos grandes me hacen sentir mas perdida que ya saben quien. Además, en estas conferencias todo el mundo sabe de fashion y yo soy tan buena para el fashion como lo soy para la matemáticas.

Los cuatro días de conferencia fueron una maravillosa oportunidad para conocer gente maravillosa, aprender muchas cosas nuevas y hasta ir de paseo y gritar en montañas rusas como cuando estaba en la universidad. Mi parte favorita fue conectar con otras mamas blogueras y sentarnos a almorzar hablando de nuestros peques, de cuanto los extrañábamos pero de lo agradecidas que estábamos por poder llevarnos bocado tras otro a la boca sin interrupción alguna.

Después de salir motivada y con baterías recargadas de la conferencia, me monté en el avión. Mis ganas de besar a mi esposo y de  abrazar a mi pichurro era lo que mas me pesaba en la maleta. Les cuento que otra des mis partes favoritas de esta aventura fue viajar sola. No por la maleta ni por llevar coches ni nada de los privilegios que ahora tengo como mamá. Montarme en un avión para Virginia sola me hizo revivir muchos momentos especiales que viví como estudiante internacional allí y por eso estoy muy agradecida.

El reecuentro con el TiquiTiago fue un poco menos apoteósico de lo que me imaginé. Cuando llegó al aeropuerto a buscarme la mayor emoción estaba relacionada con la correa del equipaje en vez de la mami a la cual no vio por cuatro días. Eso si, la semana siguiente no me quizo perder de vista ni por un segundo.

El estar separados fue una buena experiencia para todos. Mi esposo me comentó cuanto mas “conectado” a Santi se sentía al haber sido su cuidador primordial día y noche. Santi compartió con sus abuelos y tíos sin tener mamitis que se lo impidiera, y a mi me permitió participar de esta oportunidad sin preocupaciones, pero también me ayudó a recordar cuan privilegiada soy de que mi trabajo sea ver a mi niño crecer todos los días de su vida.

El resto de nuestro tiempo fue invertido compartiendo con familia mientras mi esposo viajaba en un viaje misionero a África. Tuvimos el privilegio de compartir con los bisabuelos, de jugar con los tíos, de pelear con los primos y de ser consentidos hasta mas no poder. Se nos dio la oportunidad de conocer lugares nuevos y crear recuerdos que atesoraremos para siempre.

Santi queriendo escribir en la arena pero quejándose de que se le ensuciaban las manos
Paseando por Louisville, KY
Los primos amigos y rivales

El reencuentro y regreso a casa fue tan dulce como lo anticipamos y aunque por aquí somos fanáticos de andar por ahí explorando, no se puede negar que no hay lugar en el mundo que se compare con nuestro propio hogar.

Aún estamos recuperándonos de mas de tres semanas de ausencia, pero no quería dejar pasar mas tiempo sin dejarles un saludito, decirles que no los hemos olvidado y desearles una primavera llena de aventuras y cariño.

Una vez mas, gracias por pasar por aquí.

Abrazos,

Carmen.

NOS SEPARAMOS

Este post tiene un antes y un después.

El después todavía no lo sé, justamente porque estoy escribiendo desde el antes, pero los pondré al día cuando llegue ese momento.

Este post también puede que sea uno de esos a los que a nadie le interese, pero como este blog en parte es para ustedes y en parte es para mi (porque aquí estoy escribiendo recuerdos), igual lo redacto y por supuesto, están mas que invitados a quedarse a compartir.

ANIVERSARIO DE MADERA Y EL INTRUSO

El mes pasado Jacob y yo tuvimos el privilegio de celebrar cinco años de casados. Pero con toda la bullaranga de diciembre, me fue difícil sentarme a escribir al respecto. Como ya pasó navidad, año nuevo, día de reyes y toda la ñapa… ahora sí tengo chance de pausar, recordar, y escribir (porque para eso es este espacio).

LA NOSTALGIA DE LOS 31

Los 31 de Diciembre tienen un lugar muy especial en mi corazón.

De esta fecha tengo recuerdos de la tia que siempre nos llevaba a comprar las pantys amarillas, tengo clavada en la memoria imágenes de la otra tía que nunca se pelaba el plato de lentejas, y puedo visualizar a mi otra tía… la bailadora, contenta porque tiene muchos sobrinos y hermanos con quien bailar. (Tíos y primos tengo de sobra).

Los 31 me acuerdan a mis abuelos, a intercambios de regalos que duraban horas y a una sensación inmensa de alegría cuando sonaba “el cañonazo”. En parte por tener esperanza en el futuro y en parte por agradecimiento de haber vivido y completado un año mas. Recuerdo confesar y recibir mucho amor de los que estaban a mi alrededor. Yo no se si todo esto me lo inventé, pero así lo recuerdo.

Sin embargo, con el pasar del tiempo, los fines de año se han vuelto un poco mas complicados. No siempre son tan emocionantes como cuando estaba pequeña. Durante los últimos años hemos perdido a un ser muy amado, lo cual ha marcado la fecha para siempre. He estado alejada de mi familia y de las costumbres que añoro y mas, pero mas nunca he visto la quema de un año viejo.

Yo no sé si en toda Venezuela se acostumbra a quemarse el año viejo, pero puede que esta sea mi tradición favorita como Venezolana (que pasaba navidad en los llanos). Me encanta sobre todo explicarsela a extranjeros y hacerles entender que si, los niños forman gran parte de esto y no, no es una especie de culto diabólico. Es emocionante y fomenta la creatividad. No voy a entrar en detalles, si quieren me llaman les cuento. O Google, me imagino que algo consiguen por ahí.

Así que por muchos motivos me pongo muy nostálgica cuando se está acabando Diciembre y cuando nos despedimos de un año mas. Como familia, Jacob y yo estamos tratando de crear nuestras propias tradiciones y planear como vamos a pasar el día y hacerlo especial para todos, pero si de algo estoy segura que quiero ayudar a fomentar en mis hijos, es un profundo agradecimiento a Dios por el año vivido, crear confianza en Él mientras esperamos lo que viene y pausar y crear recuerdos para atesorar siempre.

El revisar las fotos que hemos tomado este año me llena de alegría. Yo no siempre he sido de tomar muchas fotos, pero me he convertido en una mamarazzi sin vergüenza alguna. He aprendido de varias personas lo divertido e importante que es “crear” recuerdos que nos ayuden a inmortalizar momentos para toda la vida. ¡Santiago está creciendo tan rápido! y si no fuera por algunas fotos ya hay cosas que no recordaría. El 2016 ha sido un año de “primeros”. Como Santi Nació a mitad del 2015, nos tocó experimentar muchas cosas por primera vez los últimos doce meses. He armado un videíto con momentos de este año. Si no lo quieren ver todo, aquí registro los mas resaltantes en la vida de este peque en el 2016:

  • Se sentó solo por primera vez
  • ¡Lo atrapé chupando dedo por primera vez!
  • Probó sólidos (AGUACATE!)
  • Conoció a su abuelo materno casi a los 6 meses
  • Nos desveló muchas noches
  • Nos hizo pasar muchos sustos simples de papás primerizos
  • Celebró su primer domingo de Resurrección (Easter)
  • Se sentó en la canasta del super por primera vez
  • Comió y aprendió a decir “Arepita”
  • ¡Aprendió a gatear!
  • Montó escándalos en los aviones
  • Celebró conmigo mi primer día de las madres
  • Su bisabuelo le hizo su primer corte de cabello
  • Celebró con su papi el primer día del padre
  • Odió la playa y todo lo que tiene que ver con ella
  • Desarrolló una OBSESIÓN por las pelotas
  • ¡Cumplió un año!
  • Vio a sus papás obsesionarse con las olimpiadas
  • Celebró por primera vez el cumpleaños de su papá
  • Se disfrazó de Mickey Mouse, de Hobbit y de barista
  • Se coló en el aniversario de sus padres y conoció San Francisco
  • Vio a papá competir en sus 50K y lo animó grtando “Go go papi!”
  • Finalmente (a los 17 meses) comenzó a dar pasitos
  • Terminó el año celebrando Navidad y obsesionado con un nacimiento en particular

¡Dios ha sido tan bondadoso! Todos estos regalos vienen de Él.

Y así, recordando su bondad, nos despedimos de un año lleno de retos y nuevas experiencias, divertido, emocionante, cansón, confuso en ocasiones y siempre, pero siempre, lleno de amor.

Gracias por acompañarnos en este, nuestro rinconcito de la red. Estoy tan contenta de haberme lanzado al agua finalmente y concretado este proyecto. Las amistades y conexiones que han surgido de aquí han sido maravillosas y siempre estaré agradecida. Gracias por reír con nosotros y crecer con nosotros.

Ruego a Dios que les conceda un nuevo año lleno de Paz y alegría junto a sus familias y seres queridos.

¡Hasta el 2017!

Aqui los dejo con el vide prometido…

Con mucho amor,

Carmen.

FELIZ NAVIDAD 2016

 

“Nacimiento de Jesús

Por aquel tiempo, el emperador Augusto ordenó que se hiciera un censo de todo el mundo. Este primer censo fue hecho siendo Quirinio gobernador de Siria. Todos tenían que ir a inscribirse a su propio pueblo.

Por esto, José salió del pueblo de Nazaret, de la región de Galilea, y se fue a Belén, en Judea, donde había nacido el rey David, porque José era descendiente de David. Fue allá a inscribirse, junto con María, su esposa, que se encontraba encinta. Y sucedió que mientras estaban en Belén, le llegó a María el tiempo de dar a luz. Y allí nació su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales y lo acostó en el establo, porque no había alojamiento para ellos en el mesón.

Los ángeles y los pastores

Cerca de Belén había unos pastores que pasaban la noche en el campo cuidando sus ovejas. De pronto se les apareció un ángel del Señor, y la gloria del Señor brilló alrededor de ellos; y tuvieron mucho miedo. Pero el ángel les dijo: «No tengan miedo, porque les traigo una buena noticia, que será motivo de gran alegría para todos: Hoy les ha nacido en el pueblo de David un salvador, que es el Mesías, el Señor. Como señal, encontrarán ustedes al niño envuelto en pañales y acostado en un establo.»

En aquel momento aparecieron, junto al ángel, muchos otros ángeles del cielo, que alababan a Dios y decían:

«¡Gloria a Dios en las alturas!
¡Paz en la tierra entre los hombres que gozan de su favor!»

Cuando los ángeles se volvieron al cielo, los pastores comenzaron a decirse unos a otros:

—Vamos, pues, a Belén, a ver esto que ha sucedido y que el Señor nos ha anunciado.

Fueron de prisa y encontraron a María y a José, y al niño acostado en el establo. Cuando lo vieron, se pusieron a contar lo que el ángel les había dicho acerca del niño, y todos los que lo oyeron se admiraban de lo que decían los pastores. María guardaba todo esto en su corazón, y lo tenía muy presente.  Los pastores, por su parte, regresaron dando gloria y alabanza a Dios por todo lo que habían visto y oído, pues todo sucedió como se les había dicho.”

-Lucas 2, La Biblia

Queridos amigos,

Este blog lo escribí unas cuantas veces. Me entraba una idea y me decidía por otra y después ninguna me convenció.

Así que otra vez lo borré todo y comencé de nuevo.

Una y otra vez.

Mis palabras sobran y son un tanto inadecuadas al querer expresarles la profundidad de mis deseos en esta fecha. Es mi profundo anhelo, que sus corazones se llenen de la paz de aquél que vino a morar entre nosotros para darnos vida eterna. El Dios que se hizo hombre para mostrarnos su bondad, su humildad y su grandeza.

Desde nuestra esquinita del internet, les deseamos la mas Feliz Navidad y un año nuevo lleno de paz infinita y duradera. Gracias por seguir aqui compartiendo con nosotros.

Con mucho amor,

The Singletons

 

Feliz día del Santo “givin”

happy-thanksgiving

En este país se celebra el “día de gracias” el Jueves y aunque ha sido una fecha que he acogido con alegría, tengo un par de asuntos en su contra.

Primero que se interpone entre entre la navidad y yo (porque la celebración debería comenzar como en octubre). No falta el que me vea raro y me diga “you have to wait till after thanksgiving” blah blah blah…

Y la segunda es que DETESTO la calabaza y si existiera en realidad el santo que mi mamá nombra (SANgivi), estoy segura que tendría una cabeza de calabaza porque todo el mundo lo idolatra durante esta época. En los pasteles, en las galletas, en las donas, ¡EN EL CAFÉ! (el colmo), en Venezolano puro: ¡auyama hasta en el papel tualet!

Recuperando la compostura en 3…2…1.

Sweet sixteen (los dieciséis meses de Santiago)

La semana pasada tuvimos el privilegio de viajar a una ciudad muy querida para conocer al nuevo integrante de nuestra ya “gran” familia. Mi hermano tuvo el privilegio de recibir a su tercer nené, convirtiendome en tia por séptima vez.

El nacimiento de un niño es uno de esos momentos monumentales en la vida en el que te das cuenta una vez mas de lo que en realidad importa, se te reenfocan las prioridades y se te inunda de ternura el corazón. Estamos infinitamente agradecidos a Dios por la llegada de Simón Eloi.

No les voy a negar que el tener en mis manos a un bebito tan bello (yo como siempre imparcial) me puso los ovarios revoltosos. Hasta Jacob después de haberlo conocido me decía “¿vamos por el segundo?” Y aunque en parte era echando broma, en parte son conversaciones que hemos estado teniendo por estos lados mas a menudo.

img_1177

El Halloween que lo cambió todo

El hobbit come pan
El hobbit come pan

**ADVERTENCIA: Aparecerán fotos intermitentes de nuestros inventos de disfaces que quizás no tendrán nada que ver con el texto, pero si con la ocasión. Esto para evitar el spam en sus perfiles. He dicho. Continúen a su propio riesgo.**

Halloween solía ser una de esas fechas que me parecían ridículas. Con el pasar del tiempo pasé mas que todo a ser indiferente, pero el corazón se me suavizó tras varios años de vivir en la comunidad en la que estamos y ver docenas de niños con disfraces tiernos y originales con una alegría tan contagiosa por algo tan sencillo como lo es un dulce (y el poder personificar a sus personajes favoritos por una noche).

Sin embargo, el verdadero cambio sucedió un Halloween común y corriente hace dos años.

Jacob y yo teníamos planeado ir a la casa de unos buenos amigos después de el trabajo. El plan era llevar una bolsa grande de chocolates  y un plato para compartir y pasarla bien con otras familias mientras recibíamos a los pequeñines.

Todo iba de acuerdo al plan cuando de repente me vino un pensamiento un tanto drástico que podía explicar el por que tenía semanas con una “inestabilidad” emocional por demás de intensa.

Déjenme y les explico…

Te recuerdo

fullsizeoutput_e02
Hace mas de dos años se fue de esta tierra uno de mis seres mas queridos.
Fueron noventa y dos años que camino por esta tierra y me quede con las ganas de verla cumplir los cien.
Me quede con las ganas de abrazarla de nuevo, de que le “halara las mechas” a mis hijos y de que fuera una de las tantas alegrías que formaban parte de volver a Venezuela.

El 7 de octubre fue su cumpleaños y este el solo un pequeño tributo a su gigantesca memoria.

Yo se que la mayoría de las abuelas son especiales y esta viejita mia no fue la excepción en lo mas mínimo.
Ella fue de esas a las que todo el mundo le decía abuela (y no porque le faltaran nietos propios) porque a todos hacia sentir bienvenidos y como si pertenecieran también a ese lugar donde ella estaba.