UN DIA EN EL ACUARIO

La semana pasada tuvimos la oportunidad de visitar el Acuario del Pacifico en Long Beach, California.

Le había preguntado a varias mamás que opción les parecía mejor idea entre el acuario y el zoológico para niños de dos años. La votación fue casi unánime a favor del acuario.

Para mi esto tenía sentido, ya que Santi todavía no posee una buena capacidad de enfocarse en cosas que no estén justo frente a sus ojos. Tenía la idea de que ver esos enormes tanques de agua frente a sí mismo le llamaría mucho la atención. Tenía razón.

EL VEREDICTO DE ACAMPAR CON UN KINDER

Yo no crecí con un concepto definido de acampar. Mas bien lo recuerdo como algo que se puso de moda cuando era adolescente. Se hacía sobre todo frente a las cristalinas aguas del caribe… y… mi mamá nunca me dejó ir… Pero bueno, eso es otro tema.

Tranquila mami, no tengo rencor. *suspiro*

#prAnaInspira A SEGUIR INTENTANDO

Este post viene en colaboración con PrAna y #WeAllGrowLatina Network  pero todas las opiniones expresadas son mias. #prAnaInspira

#PrAnaInspira practicas sostenibles para un mundo mejor
Apoyando marcas con practicas sostenibles. #PrAnaInspira

Aveces hacer el bien no es tan fácil como queremos pintarlo.

La prensa escrita (¿eso todavía existe?), el internet y las redes sociales están llenas de proyectos e iniciativas que nos invitan a ser parte de un proceso de ayuda, restaurador o de respuesta a situaciones de emergencia. Lo vemos a donde sea que miremos.

Que se los digo yo que les presenté una nueva causa hace algunas semanas y durante cada palabra que escribía, algo me decía en mi cabeza: “¿para que vas a publicar esto?”, “la gente ya tiene suficiente en que pensar”, “ya esta persona está abogando por algo similar”. A esa vocecita hay que darle un manotazo y mandarla a dormir sin cena. Porque aunque es cierto que las causas abundan, en nuestro mundo al revés, el caos abunda aún mas.

VISITANDO DESCANSO GARDENS

Las últimas dos semanas por aquí han estado bien ocupadas. Entre la visita de los abuelos, proyectos de viaje y trabajo personal, estamos que no paramos. Eso no siempre es malo. Aveces parte del estar ocupadíííísimo es por culpa de cosas divertidas y especiales y mientras ese sea el caso, me fascina estar EXHAUSTA.

Santiago por su parte se la pasa ocupado también. Como ya es don caminón, le cuesta pasar tiempo en la casa. Quiere estar en la calle todo el día (y de hecho, va a la puerta trata de alcanzar la manilla y dice “caiiie” -gracias abuelo-) ya no quiere nada con sus juguetes y prefiere andar por ahí explorando y conociendo.