QUIERO QUE ME DES UN REGALO DE CUMPLEAÑOS

Aquellos que me conocen saben que yo tengo una leve obsesión con mi cumpleaños.

Desde pequeña comenzaba conteos meses antes (usualmente después del 19 de Marzo porque era el cumpleaños de mi primito-pana) y volvía loca a todos mis amigos con tanta fiebre.

En realidad no se el motivo especifico de este fenómeno. Los primeros de Junio no amanecía llena de regalos y mi mamá no era de organizar fiestas elaboradas. Pero si recuerdo siempre a toda mi familia entrando al cuarto a cantarme y a abrazarme. Crecí sintiéndome celebrada. Creo que la necedad con estar emocionada con mi cumple nació por tanta expresión de cariño por parte de mis padres y mis hermanos cada vez que llegaba ese día. Mi día.

A lo mejor tenga que ver que soy la chiquita de la casa y todos me consentían, pero lo cierto es que aún después de grande (para no decir vieja) me emociona mucho cada vez que se va terminando mayo.

No les miento, después que tuve a Santi tiendo a pensar mas en su cumple que en el mío. ¡La maternidad si que te cambia! Pero aún conservo las ganas de celebrar la vida cuando tengo una de las mejores excusas.

Este año, aunque pretendo celebrar, quiero dejar a un lado los regalos para mi pero quiero pedirles algo.