MIEDOS Y SORPRESAS CON CUENTOS MUMABLUE

Este post viene como parte de una colaboración con  Cuentos Mumablue. Sin embargo, todas las opiniones son mias. Esta es una historia real NO le sucedió al amigo de un amigo 😉

Aquellos que nos acompañan por Instagram quizás recuerden que hace poco les compartí acerca de la fobia que le tenía Santi a la ahora del baño. Si no saben de que estoy hablando, pues les cuento:

Fobia es la palabra perfecta. Para mi pequeño el contacto con el agua representaba mas que un simple miedo. No sé exactamente cuando cambió; creo que fue alrededor de los ocho meses y se intensificó cada vez más después del año (lloraba mas duro y gritaba mas fuerte).