VISITANDO DESCANSO GARDENS

Las últimas dos semanas por aquí han estado bien ocupadas. Entre la visita de los abuelos, proyectos de viaje y trabajo personal, estamos que no paramos. Eso no siempre es malo. Aveces parte del estar ocupadíííísimo es por culpa de cosas divertidas y especiales y mientras ese sea el caso, me fascina estar EXHAUSTA.

Santiago por su parte se la pasa ocupado también. Como ya es don caminón, le cuesta pasar tiempo en la casa. Quiere estar en la calle todo el día (y de hecho, va a la puerta trata de alcanzar la manilla y dice “caiiie” -gracias abuelo-) ya no quiere nada con sus juguetes y prefiere andar por ahí explorando y conociendo.